miércoles, 15 de mayo de 2013

13 libros imprescindibles para comprender la política y la democracia

En la República Literaria de Diego de Saavedra, ya se recogen feroces ataques al exceso de producción literaria producido por gente que no aporta nada nuevo. No será el primer ni el último autor que haga este tipo de crítica, ya sea para atacar a literatos rivales (Voltaire, aparte de su animadversión hacia los jesuitas, hacía lo mismo respecto a autores con los que no se llevaba bien) o para "denunciar" bodrios escritos sin talento y con peor gusto aún.. Por fortuna, el tiempo pone todo en su lugar y surgen los clásicos. Unos lo han sido sin interrupción desde su primera publicación, otros han sufrido trayectorias más irregulares, pero han sido recuperados y puestos en su justo valor.

Una biblioteca nutrida es siempre una gran inversión
Creo que el concepto de política, libertad y democracia moderna no se pueden entender correctamente sin leer algunos títulos que no deberían faltar en ninguna biblioteca personal. La siguiente lista es meramente ilustrativa y no tiene carácter exhaustivo. Pueden dar por hecho que la iré ampliando en posteriores entradas. Como no soy supersticioso, aquí van 13 libros imprescindibles:

1) La Democracia: una guía para los ciudadanos. Robert Dahl. Quizás el libro más reciente de toda la lista y el único cuyo autor, un venerable ancianito de 98 años, sigue con nosotros. Haciendo un breve repaso histórico, expone de modo claro y nítido qué es la democracia, cuáles son sus elementos e instituciones imprescindibles y las condiciones más y menos favorables para su aparición y desarrollo. Gran defensor de la representación como hecho inseparable de la democracia, y única posibilidad a partir de niveles de población cada vez más elevados.

2) El contrato social. Jean-Jacques Rousseau. Obra clásica donde las haya y origen de buena parte de la tradición liberal clásica. Texto de cabecera tanto de la revolución americana como de la Revolución Francesa, en la que se miraron todas las revoluciones liberales del siglo XIX en la vieja Europa, su importancia no decae con el paso del tiempo. Pone al individuo como centro de todo, en régimen de libertad e igualdad. Quizás la defensa que hace de un modelo asambleario me parezca hoy día anacrónica, además de poco operativa, pero hay que reconocerle su valor.

3) El espíritu de las leyes. Montesquieu. Sin ser las ideas defendidas en el libro originales, básicamente recrea de modo abstracto el modelo parlamentario inglés, tuvo el mérito de defender con éxito la idea de la separación de poderes como mejor modo de evitar el despotismo. Los diferentes poderes se equilibran mutuamente, evitando excesos. El libro dice mucho más que eso y toca temas como los diferentes tipos de leyes en función de la religión, clima, población... Hay pensamientos ciertamente curiosos, como la necesidad de leyes en Europa para propagar la especie humana (con un razonamiento bastante lúcido)

4) Sobre la libertad. John Stuart Mill. Posiblemente mi libro de cabecera, y quizás el que mejor explica lo que es una libertad y una tolerancia correctamente entendida, así como sus límites. Los individuos vivimos en sociedad y debe haber, lógicamente, reglas. La cuestión es, ¿hasta dónde puede cabalmente la sociedad actuar frente a lo que el individuo hace en el ejercicio de su libertad? ¿Se puede obligar a un individuo que no daña a nadie, aunque quizás a si mismo, a hacer algo que no quiera? Cuestiones complejas que responde con gan número de ejemplos.

5) Camino de servidumbre. Frederik Hayek. Parte de la idea que el colectivismo y la economía planificada conducen inexorablemente al totalitarismo y la pérdida de las libertades fundamentales, ya que en aras de un bien común superior o de la patria se oprime cualquier voz disidente. No se opone a la intervención del Estado en la economía, siempre y cuando sea para fomentar la competencia. Se podrá estar de acuerdo o no, pero la cantidad de voces a favor y en contra que ha generado son muestra suficiente del vigor de sus ideas.

6) La miseria del historicismo: Karl R. Popper. ¿Se puede predecir el futuro? ¿Es posible que un sistema como el historicismo marxista prediga el curso que va a seguir la evolución humana? Para Popper no, principalmente porque lo que hoy anticipamos, es con los datos de los que se dispone, y nada nos dice si se producirán alteraciones en el futuro. Lo cierto es que es tranquilizador poder creer que nuestros pasos no están ya gobernados por algún tipo de fuerza irresistible, negándonos el libre albedrío.


7) Ensayo y Carta sobre la tolerancia. John Locke. Quizás hoy día no sea necesario incidir en la separación Iglesia-Estado y la libertad religiosa en las democracias occidentales. Pero lo dicho en el siglo XVII, en un contexto enmarcado por las guerras de religión que asolaron Europa, es perfectamente extrapolable a otras regiones del mundo con religiones diferentes (cámbiese cristianismo por la que prefieran), en las que la tolerancia y diversidad religiosa o la separación de la religión respecto del poder, no son precisamente valores en alza.

8) La democracia en América. Alexis de tocqueville. Se habla mucho hoy sobre la participación ciudadana en política, más allá del mero deposíto del voto en una urna, como un síntoma de salud democrática. Hace más de 150 años que un joven francés, impresionado por la revolución americana, recogía sus experiencias sobre la joven democracia norteamericana, advertiendo de peligros como la famosa tiranía de la mayoría. Pero mostrando al mismo tiempo como un fuerte asociacionismo podía actuar de contrapoder y llevar sus demandas al Estado en pie de igualdad.
 
9) El político y el científico. Max Weber. La obra de Weber, padre fundador de la moderna sociología, posee muchas vertientes. Este texto, que en realidad son dos conferencias dadas en momentos diferentes ante un público universitario, pretende recoger las cualidades que un político y un científico deben poseer y las aparentes contradicciones entre ambos, que el propio autor encarnó. El libro recoge también la más aceptada definición de Estado, como comunidad humana que dentro de un determinado territorio reclama (con éxito) para sí el monopolio de la violencia física legítima.

10) Sobre la Paz Perpetua. Immanuel Kant. En momentos en que el papel del Estado-Nación surgido tras la paz de Westfalia parece encontrarse en entredicho, y conflictos de todo tipo recorren el planeta, el papel de las organizaciones internacionales para mantener la paz y las buenas relaciones entre estados, parece más necesario que nunca. Las ideas que describió Kant para crear un orden internacional regido por la cooperación pacífica entre estados, siguen de plena actualidad y vigencia.

11) El príncipe. Maquiavelo. Este es uno de esos libros de los que se ha oido mucho hablar, a menudo por parte de personas que jamás se lo han leido. Por ello, si alguien llega con la idea preconcebida de encontrarse con un manual que explique el proceso de eliminación física de adversarios políticos, se llevará una seria decepción. Es más bien lo contrario, enseña la contención y la mesura. ¿Para qué hacer que todos te teman, cuando basta con que te teman sólo aquellos que deben temerte?

12) El arte de la prudencia. Baltasar Gracián. No se trata precisamente de un ensayo, sino más bien de una larga colección de aforismos comentados, que han sido rescatados por los nuevos gurús de la inteligencia emocional. Francamente, al leerlos uno se da cuenta que la prudencia comienza con el sentido común, por mucho que sea el menos común de los sentidos.

13) El arte de tener razón. Arthur Schopenhauer. La prudencia de Gracián no evitará que uno sea atacado, y más en política. Por ello es más que conveniente conocer todas las artimañas que se pueden emplear para ganar una discusión, aunque sea de modo aparente ante un auditorio determinado, o para contrarrestarlas a tiempo. Le dediqué una extensa entrada que recomiendo leer. Eso sí, lean la advertencia final sobre los casos en que no funciona estratagema alguna.

17 comentarios

  1. Muy buena aportación. Tendré muy en cuenta los 13 libros que mencionas con una breve y acertada descripción de cada uno de ellos. Algunos de los que mencionas ya forman parte de mi biblioteca personal ;) Yo incluiría "Modelos de democracia" de Arend Lijphart. Buen blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Isaac! Por la recomendación (que además comparto y tengo también) se nota que tienes formación politológica. Creo que lo mejor que se puede hacer es invertir en una buena biblioteca, y lo más variada posible.
      Por cierto, el título de tu blog me parece muy acertado: Crisis moral es algo que estamos padeciendo ahora, aunque por fortuna sigue habiendo una gran mayoría de personas que trabajan por el bien público contra viento y marea. Además, siempre lo digo, aunque haya fallos en el sistema, da la impresión que España está aún peor de lo que realmente está; algo nos tiene que diferenciar de países como Zimbabue, ¿no?
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. les suena autopsia a las democracias patateras... no está quizás a esos niveles pero puede que sea interesante. Muchas gracias....

    ResponderEliminar
  3. Añadiría:
    Los Orígenes del Totalitarismo, de Hannah Arendt
    introducción a las Formas de Estado, de Dalmacio Negro, y
    Teoría Pura de la República, de García-Trevijano.

    ResponderEliminar
  4. me gustaría que me ayudarais para encontrar bibliografía política con temática de pactos para un trabajo

    ResponderEliminar
  5. me gustaría que me ayudarais para encontrar bibliografía política con temática de pactos para un trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana. Buscando un poco, el único que he visto que trata de modo específico el tema es "Coaliciones políticas y gobernabilidad" de Jordi Matas (ed.);Antonio Robles... [et al.], publicado en Barcelona por el Institut de Ciències Polítiques i Socials. El libro es del 2000, pero servirá seguro.
      Por otro lado, en "Introducción a los partidos políticos", de Manuel Martínez Sospedra, encontrarás algunas referencias a los pactos. Échale un vistazo también al libro de Josep María Vallès y Agustí Bosch, Sistemas electorales y gobierno representativo.
      Por último, este artículo de Jose R. Montero y otros, hace una recapitulación de los sistemas electorales en España que te puede ser útil http://www.reis.cis.es/REIS/PDF/REIS_058_03.pdf
      Espero que te sirva

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. puedo recomendar a giovanni sartori. la democracia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la sugerencia. Sartori es un hombre muy lúcido y claro. Siempre resulta agradable leer sus obras. Lo único que no me queda claro es si te refieres a "¿qué es la Democracia?" (1993) o "la Democracia en 30 lecciones" (2008). Ambas muy recomendables en cualquier caso.

      Eliminar
  9. Hola. Me gustaría que me recomendaras libros para principiantes, ya que planeo estudiar ciencias políticas y me gustaría ingresar estando informada. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y tu interés. Ciencias políticas es una fantástica carrera que te dará una visión amplísima del mundo que te rodea (holística, que solía decir un profesor mio de sociología).
      Mi primer consejo, es que no te centres sólo en libros de política. La política es una faceta del ser humano y lo primero escomprender sus motivaciones. Te recomiendo que tengas lecturas amplias: Ciencia versus religión y la falsa medida del hombre, ambos de Stephen Jay Gould, Nuestra especie,de Marvin Harris y el gen egoista, de Richard Dawkins.
      Lo anterior es básicamente antropología. También deberás leer mucha historia. Te sorprendería lo poco que sabe mucha gente de historia, antigua o reciente, y lo fácil que resulta ser manipulado por ello pero no ser consciente. Los libros de divulgación histórica de Asimov son entretenidos, bien documentados y te pueden servir de base para conocer la formación de las sociedades europeas y americanas hasta nuestros días.
      Como último punto, de momento, te aconsejo encarecidamente que conviertas Sobre la libertad, de John Stuart Mill, en tu verdadero libro de cabecera (conceptos como la Tiranía de la Mayoría te serán mucho más claros) y que lo complementes con El liberalismo político, de John Rawls, que intenta dar pautas para la estabilidad de sociedades donde conviven diversas doctrinas comprehensivas (por simplificar, diversas sensibilidades políticas), razonables (que aceptan la existencia de las demás) y qué pasa cuando alguna intenta eliminar las demás o no se muestra tan razonable. Confío en haberte ayudado.

      Eliminar
  10. Gracias por el estupendo post; es una lista muy valiosa. Algunos títulos ya los tenía en mi nuevo blog de libros, y otros los iré incorporando. (de momento algunos solo en inglés). http://liberlibris.tumblr.com/
    Me apunto tu blog para seguirlo.

    ResponderEliminar
  11. Hola!

    He visto las recomendaciones tan amables y bien pensadas que le hiciste al chico que quiere estudiar ciencias políticas, y como yo también lo haré (junto con derecho), quisiera preguntarte cómo tener una buena base de economía e introducirme en la literatura de dicho ámbito porque es muy importante también. Por cierto, la colección de historia universal de Asimov es genial, me ha encantado, luego de la Primera Guerra Mundial, tienes algunos más contemporáneos?

    Muchas gracias por tu atención!

    ResponderEliminar
  12. Hola,
    Gracias por tu interesante blog

    ¿¿algún libro para alguien que quiere introducirse en la literatura politica y sociológica??

    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  13. Falta un libro muy importante: LA POLÍTICA, de Aristóteles

    ResponderEliminar

© La Justicia Como Equidad
Maira Gall